Audífonos Asturias Logo  UNE EN 15927 Audiología, más de 30 años solucionando problemas de audición.

Blog

Niñas sonrientes

Partiendo del diagnóstico médico disponemos de la tecnología más actualizada para realizar todas las pruebas audioprotésicas que un niño necesita para poder proceder a la adaptación de unos audífonos que proporcionen al niño una audición funcional que así le permita adquirir el lenguaje. Por eso AUDIOLOGÍA cuenta con Audioprotesistas altamente especializados con 25 años de experiencia en adaptaciones para niños. Disponemos de una cabina acústicamente tratada y con unas dimensiones específicas para la realización de todas las pruebas infantiles. También realizamos todos los moldes en nuestros propios laboratorios con materiales específicamente indicados para los más pequeños. Cabina Infantil.

Información importante para la familia:

La adaptación de unos audífonos en niños es de suma importancia porque estamos creando el patrón auditivo del niño y resulta peligroso sobreamplificarlo. Hay que amplificarlo únicamente lo necesario, cuidando su oído y pensando en su futuro.

El contacto con la familia es de lo mas íntimo, les proporcionamos un número de teléfono para cualquier tipo de urgencia que pueda surgir con los audífonos. Los seguimientos y el mantenimiento son continuos y según las necesidades del pequeño.

Audífonos de colores

Los audífonos para niños son de colores por fuera y vienen con un seguro para la pila, para que no puedan abrir el portapilas y haya problemas de ingesta. Tienen, además, unos circuitos limitadores de ruidos muy específicos y compatibles con los equipos de frecuencia modulada que puede necesitar el niño en el cole. Hay muy pocos audífonos que sean malos para un niño. Lo importante son las pruebas porque los pequeños colaboran de manera limitada y hay que conocer cómo funcionan, jugar mucho con ellos a la hora de hacer las audiometrías. Y nunca sobreamplificarlos para que oigan los mosquitos en la mano.

Limpieza audífonos

Los audífonos incorporan unos filtros que habría que cambiar periódicamente. Depende de la sudoración de la persona que los lleva, puede hacerse desde una vez cada diez días hasta cada mes y medio. También puede hacerse limpieza de la parte externa del micrófono con unos pincelillos. Recomendamos que, una vez al mes o cada 45 días, acudan a que les hagamos una revisión y una limpieza más exhaustiva. Los mayores problemas son siempre de humedad porque están en un medio hostil.